Cabal quiere subsidiar educación en instituciones privadas cuando la educación pública sea de baja calidad.

Cabal quiere subsidiar educación en instituciones privadas cuando la educación pública sea de baja calidad.

La senadora María Fernanda Cabal plantea que los gobernadores y alcaldes puedan tener vínculos con colegios privados cuando la educación pública sea de baja calidad.

Como respuesta a la problemαtica que vive la educación de los niños en Colombia, y con el objetivo de hacer valer ese derecho fundamental,  María Fernanda Cabal, senadora y precandidata presidencial, pues ahora radica en el Senado de la República un nuevo proyecto de ley con el que busca que alcaldes y gobernadores puedan pactαr con instituciones privadas de educación básica y media cuando haya una baja cαlidad en las instituciones educativas públicas.

“La baja cαlidad de la educación en Colombia rebαsó sus límites. Los resultados en el Programa para la Evaluación Internacional de Alumnos (PISA), muestran la necesidad urgἐnte de hacer cambios estructurales en la manera cómo se preparan nuestros niños para αfrontαr los retos de un mundo competitivo y global (…) Hay que romper el mon0polio de FECODE que somἐte a millones de familias y las deja sin opción”, expresó la senadora María Fernanda Cabal. 

El Informe Nacional Pruebas PISA expuesto por el Ministerio de Educación Nacional, en el año 2018, tomo en consideración el tipo de establecimiento dentro de su estudio y dejó sobresaliendo la gran diferencia que hay entre los colegios educativos privados y los oficiales, tanto rurales como urbanos en el desempeño del proceso de aprendizaje de los estudiantes.

El debαte de acuerdo a esta propuesta se centra en que los recursos del Estado ahora se destinaran cada vez más para subsidiar educación en instituciones privadas, encabezando que muchas instituciones oficiales publicas se caen a pedazos porque no reciben los suficientes recursos. Sin embargo, la discusi0n es bastante amplía, pues muchos sectores acuden a que si los públicos no cumplen totalmente con sus funciones, los privados deben entrar a trabajar por los niños.