Capitolio en Estados Unidos fue tomado a la fuerza por extremistas pro-Trump

Capitolio en Estados Unidos fue tomado a la fuerza por extremistas pro-Trump

El acto legislativo en el que se haría el conteo de los votos fue suspendido luego de la irrupción de delincuentes que se tomaron el capitolio con armas de fuego.

En un acto sin precedentes para los Estados Unidos, manifestantes pro Trump entraron a la fuerza al Capitolio, lugar donde los senadores de todos los estados llevan a cabo el conteo de votos electorales con el que se haría oficial a Joe Biden como ganador de las elecciones presidenciales que cerraron en 2020.

Ante el asedio que vive el Congreso, agentes de la Guardia Nacional de Washington y otros estados cercanos tuvieron que movilizarse con dirección al parlamento para poder contener un posible ataque terrorista, y restablecer el orden en la capital, que permanece a la expectativa de cualquier tipo de acción por parte de los manifestantes.

Se espera que en el curso de las horas lleguen refuerzos al lugar por decisión de la Casa Blanca y el Pentágono, según información comentada por el gobernador demócrata de Virginia, Ralph Northam, uno de los mandatarios de los estados aledaños a la capital federal, los cuales estarían trabajando en conjunto para que las personas armadas puedan ser desocupadas del Capitolio en el menor tiempo posible.

Mientras se desarrollan los hechos, el presidente electo Joe Biden ha expresado su enorme preocupación por los hechos, considerando que la toma del Capitolio es un ataque directo a la democracia norteamericana, algo que no puede permitirse y debe ser controlado lo antes posible. Además, Biden le pidió al presidente Donald Trump, detener a los manifestantes.

“A esta hora, nuestra democracia está bajo un ataque sin precedentes. Un ataque a la ciudadela de la libertad, el Capitolio mismo. Un asalto a los representantes del pueblo y la policía del Capitolio, que juraron protegerlos.

«Permítanme ser muy claro. Las escenas de caos en el Capitolio no reflejan un verdadero Estados Unidos. No representan quiénes somos. Lo que estamos viendo son un pequeño número de extremistas dedicados a la anarquía. Esto no es disentir. Es desorden. Es caos. Limita con la sedición. Y debe terminar ahora”, indicó Biden.

Por su parte, el aún presidente Trump expresó su rechazo a los manifestantes que hoy ocupan el Congreso, pidiéndoles que “se vayan a casa”. Dicha respuesta no ha sido muy bien acogida por ciudadanos y políticos norteamericanos, quienes le exigen acciones concretas para lograr estabilizar la situación.