Crítico panorama de participación política de la mujer en Colombia

Crítico panorama de participación política de la mujer en Colombia

El Congreso aprobó en su totalidad la disposición que busca la paridad de género en la política.

Diversos sectores y organizaciones han celebrado que el Congreso aprobara esta semana, en último debate, que las listas al Legislativo, asambleas departamentales y concejos municipales estén conformadas por mitad de hombres y la otra mitad de mujeres, lo que se conoce como paridad de género. Y lo han considerado un hito para la democracia colombiana.

Al proyecto solo le falta la revisión de la Corte Constitucional y la sanción presidencial, pero en el Congreso están convencidos que no tendrá ninguna dificultad y que por ende a partir del 2022 ya se estará implementando pues en uno de sus artículos prevé la “revocatoria de inscripción de las listas que no cumplan con la cuota de género”.

Según el Gobierno, con las listas paritarias Colombia está cumpliendo con los compromisos internacionales de crear instrumentos para aumentar los niveles de participación política de las mujeres y garantizar que esa participación se dé en las condiciones de igualdad, previstos en los Objetivos de Desarrollo Sostenible.

“De esta forma, el país sigue posicionándose internacionalmente, en Latinoamérica y el Caribe, como una nación que reconoce la importancia de la igualdad de género desde el ámbito económico, social y político para crear una sociedad más democratizada, justa y participativa”, enfatizó la Consejera para la Equidad de la Mujer, Gheidy Gallo.

Según la Secretaría Distrital de la Mujer, la representación de las mujeres en las diferentes instancias de los gobiernos es “importante, relevante y necesaria”. “Se ha comprobado que cuando las mujeres se encuentran en los espacios de decisión política o cuando hay paridad, se promueven políticas públicas, leyes y cambios que impactan de manera favorable en la sociedad”, señaló.

A partir de las listas electorales paritarias se modifica la reglamentación para la participación de las mujeres en los niveles decisorios en las diferentes ramas y órganos del poder público en Colombia.

Con las leyes 581 del año 2000 y 1475 de 2011 en el país ya se había establecido que las listas a corporaciones públicas debían estar conformadas por mínimo el 30 por ciento de mujeres y en ese mismo porcentaje deben desempeñarse en los cargos de máximo nivel decisorio.

Sin embargo, Beatriz Quintero, directora de la Red Nacional de Mujeres, advierte que la ley de cuotas no se respeta en todos los departamentos. “Hay muchos alcaldes que no la cumplen y como nadie demanda eso sigue así. Aproximadamente entre el 30 y 40 por ciento de los municipios y departamentos incumplen la norma”, sentenció.

Esto mismo señala la senadora Angélica Lozano, de Alianza Verde, quien sentenció que “en 18 departamentos no existe cuota”, por ello, asegura que “pasar a paridad en todo el país garantiza la universalidad, que es uno de los principios que está en la Constitución”.

Expertos señalan que es un avance que en dos años, por primera vez en el país tres mujeres fueron elegidas en cargos que siempre habían sido ocupados por hombres: Claudia López, elegida por votación popular a la Alcaldía de Bogotá en 2019; Marta Lucía Ramírez, elegida como Vicepresidente en 2018 y Margarita Cabello, elegida por el Senado y quien se posesionará en enero de 2021 como Procuradora General.