Fiscalía cierra proceso de Luis Carlos Sarmiento G, al parecer no incurrió en delitos.

Fiscalía cierra proceso de Luis Carlos Sarmiento G, al parecer no incurrió en delitos.

La fiscalia consideró que el presidente del grupo Aval no estuvo al tanto de las maniobras sobre caso Odebrecht.

Después de dos años de que un juez de Bogotá compulsara copias para investigar al presidente del grupo Aval, Luis Carlos Sarmiento Gutiérrez, en el marco del caso Odebrecht, la Fiscalía archivó el proceso al considerar que no hay evidencias de que el ejecutivo hubiera incurrido en delitos o siquiera que la conducta se hubiera registrado.

La indagación se inició ante un fiscal delegado ante la Corte Suprema, luego de que el juez 14 Penal de Bogotá remitiera la declaración del expresidente de Odebrecht en Colombia Luiz Antonio Bueno Junior, quien declaró en enero de 2019 en el juicio contra el expresidente de Corficolombiana José Elías Melo Acosta.

Bueno Junior, quien recibió beneficios judiciales a cambio de ser testigo de cargo, declaró que se reunió en 2009 con el exviceministro de Transporte Gabriel Ignacio García Morales para finiquitar el pago de 6,5 millones de dólares por sus gestiones para la adjudicación de la ruta del Sol Fase II.

Y al día siguiente, supuestamente fue a la oficina de Melo Acosta, condenado por esos hechos, a informarle de ese acuerdo. “Fue una reunión bastante rápida y al final de la reunión el doctor José Elías pide que yo trate ese tema exclusivamente con él (…) y que él iba a dar conocimiento a Luis Carlos Sarmiento Junior, sobre el trato con Gabriel”, dijo el testigo.

La Fiscalía inició la indagación para establecer si Sarmiento Gutiérrez tuvo conocimiento de los hechos.

El abogado Jaime Lombana, que representa a Sarmiento Gutiérrez, pidió el archivo de la indagación al considerar que su cliente no incurrió en delitos y que la única evidencia que soporta la investigación “es un dicho que a la luz de los criterios de valoración de la prueba testimonial carece de credibilidad y no puede soportar una acusación en tanto que es prueba de referencia, no advierte la comisión de una conducta por parte de Sarmiento Gutiérrez”.

La Fiscalía examinó diez declaraciones, entre ellas las de Luiz Antonio Bueno Junior, José Elías Melo Acosta, el exviceministro Gabriel García Morales, el excontroller de la Ruta del Sol II Jorge Enrique Pizano Callejas y el mismo Sarmiento Gutiérrez, además de abundante material documental.

El fiscal del caso evaluó la versión del mismo testigo Bueno Junior, que originó la apertura de la indagación, y quien en otros apartes de su testimonio dijo que en las reuniones en las que se acordó el pago de sobornos solo estuvieron él y el exviceministro García Morales.

Es decir, nunca mencionó el nombre del aquí investigado, en la misma hora minuto tres ante la pregunta quién más había tenido conocimiento de su ‘trato’ dice ‘nadie’, corroborando que no conoce de manera personal y directa (…) que Sarmiento Gutiérrez conoció de esa reunión y su objetivo, ni siquiera conoció de ella Melo Acosta”, se lee en la decisión con la que Fiscalía cerró el caso.

Y añade: “la Fiscalía debe señalar entonces que la negociación entre el representante de Odebrecht y el del INCO para esa época fue entre estas dos partes y no existen terceros testigos de la misma”.

Y finalmente coincidió con el argumento de la defensa de que “la organización empresarial denunció los hechos cuando los conoció y siempre por instrucciones de su presidente (el aquí investigado) permitió la búsqueda de evidencia en su empresa, pues se consideran víctimas de la acción delictiva, tal y como se demuestra en las evidencias que reposan en el caso matriz”.

Y concluye la Fiscalía: “No hay mérito alguno para continuar con la investigación preliminar que plantea la hipótesis jurídicamente relevante de una participación a cualquier título en un delito por parte de Luis Carlos Sarmiento Gutiérrez, toda vez que no se observa injerencia o intervención del mismo en alguno de los momentos de la ejecución de las conductas punibles por las que fueron condenados Melo Acosta o García Morales”.