Revelan extraños rituales  Policiales con los reclutas en los tiempos de Palomino

Extrañas ceremonias Policiales en los tiempos de Palomino

Hace unos días, se hizo pública la destitución y sanción al general Rodolfo Palomino por parte de la procuraduría, por incurrir en faltas disciplinarias las cuales consistían básicamente en asedios laborales y carnales

El coronel Gómez hablo con Blu radio sobre lo sucedido en lo cual aclaro el rumor en el que se lo acusaba de hacer comer excremento de caballo a los cadetes eran falsos, y que el no participaba de dicho acto.

“las ceremonias de los carabineros es como un acto de iniciación. Es falso que yo haya hecho comer estiércol en esa ceremonia”(…) afirmó Gómez,

Además agregó, que este tipo de actos no solo se presentaban en las filas más bajas de la policía como es el caso de los reclutas, sino que también los altos mandos pasaban también por esta práctica.

(…)“El bautizo no solo era a subalternos, también a superiores. Yo, a diferencia de muchos oficiales no manejo la doble moral“(…), señaló el coronel.

Al referirse al general Palomino dijo lo siguiente.

“Él (Palomino) era teniente coronel y yo teniente. Fue un caos laboral. Inclusive me intentaron desaparecer. Tengo certeza de que fueron miembros de la misma Policía”, denunció, y reconoció que guardó silencio durante varios años sus denuncias, pero hace un tiempo decidió hablar porque ya hay más libertad de pensamiento e identidad en Colombia.

También le dijo a la revista Semana que sus denuncias las hizo a través de una grabación en la que se evidencia que había “persecución laboral cuando yo no acepté pretensiones que en su momento me hizo (Palomino)”.

Además relató lo más fuerte, que es el como Palomino lo interceptaba para aparentemente tener “algo” con el.

“Él se mete en mi oficina con unos tragos en la cabeza y en su mano tenía un vaso de licor, y me dijo que yo le gustaba, que quería tener algo conmigo. Yo respetuosamente le digo que me gustan las mujeres y salgo de la oficina en shock. Pasó el tiempo y no nos volvemos a ver, pero a raíz de un trabajo en la dirección de Seguridad Ciudadana de Cali, y con tan mala suerte, quedé bajo órdenes de Palomino”, relató Gómez en Semana.