“Solo nos falta un meteorito”: Claudia López

“Solo nos falta un meteorito”: Claudia López

La alcaldesa Claudia López contó su primer año en el cargo. Admitió que le sorprendió ver cómo respondió a la peor emergencia sanitaria que ha enfrentado Bogotá en el último siglo y entre casi 100.000 funcionarios. Además, recuerde que no se trata solo de una pandemia, sino también de la ola invernal más grave de la última década, con dos emergencias ambientales, a saber, los brotes del 9 y 10 de septiembre. Dijo: “Solo nos falta un meteorito”.

López enfatizó que sus ejecutivos utilizaron la crisis para acelerar lo que llamó el nuevo contrato social urbano: cooperación con el gobierno, acceso a la educación superior, sistemas de atención distrital, nuevos carriles para bicicletas y los ciudadanos de menores ingresos de los más pobres. Reconoce que los problemas no resueltos incluyen tarifas de estacionamiento en la vía pública, bicicletas públicas, el Plan de Orden Territorial (POT) y la falta de uso de métodos de cuarentena para tener un papel decisivo en la promoción de la cultura del reciclaje.

Alabó al concejo, que le permitió, entre otras cosas, dar vida a muchas instituciones como la Agencia de Ciencia y Tecnología, Ágata, y aprobó el Plan Marshall y los millonarios recursos para la compra de vacunas, con una cuota de endeudamiento de 1.070 millones de pesos. Y aprobó un presupuesto de 21 mil millones de pesos para el próximo año.

Aunque López apuesta en 2021, las cosas empezarán a mejorar y se pueden consolidar sus mayores apuestas en infraestructura, proyectos de sustentabilidad y atención a la mujer, pero ve una nube enorme: la campaña presidencial . En ese sentido, emitió una expresión que sonó a rezar: “Por favor señores candidatos, no participen de la campaña electoral a costa de eliminar a Bogotá”.

Lo que la sorprendió fue lo que logró este año

Tener la capacidad de gestionar el propósito común requerido por el equipo. El margen de error es pequeño, el tiempo es corto y la presión es alta. Producimos el resultado del juego. A ese nivel, esto no me ha tocado todavía, y nunca he sido el jefe de las 100.000 personas que trabajan para el distrito. Nunca me había enfrentado a un desafío de gestión tan grande. Hicimos la prueba de fuego más completa: no solo sufrimos una pandemia, sino también desempleo, La Niña (con lluvias y deslizamientos de tierra); no solo nos faltaron meteoritos.